Borrar sus datos de la web vs dejar pistas erróneas

Nuestra privacidad online cada vez es más inexistente, nosotros mismos nos encargamos de revelar datos personales a través de nuestros canales o redes sociales.

Cada vez que ofrecemos nuestros datos, nos exponemos a que éstos sean vendidos a empresas para que nos incluyan en sus Bases de Datos.

Cualquier empresa hoy en día, puede comprar nuestros datos, ¿pero qué tipo de datos? Historiales de búsqueda, aplicaciones descargadas, los dispositivos que utilizamos para conectarnos, el tiempo de permanencia en cada página… etc.

Debe saber que, aunque borre su historial de búsqueda y navegación, borre las cookies o borre información que ha subido a la red, su proveedor de internet tiene toda esa información. Incluso si está navegando en modo seguro o en modo de incógnito.

 

Existen dos maneras de enfocar la protección de la privacidad online:

 

Ocultar nuestros hábitos, utilizando por ejemplo navegadores en los que el VPN esté integrado, no abriendo ningún perfil nuestro en las redes sociales e impidiendo a nuestros contactos subir información sobre nosotros. Lo ideal sería mantenerse en el anonimato, pero hoy en día, ¿quién es capaz de permanecer en el anonimato?

 

-Hacer ruido para despistar, con esto, nos referimos a dejar pistas falsas, información no verdadera sobre nosotros. El propósito, será el de alterar nuestro hábito de navegación para que no nos afecte personalmente en el caso de que nuestros datos sean vendidos, ya que no es información verdadera.

 

Existe una web que se llama Internet Noise que tras activarla, toma el control de tu navegador para abrir pestañas de contenido aleatorio preparando así un historial que no tiene nada que ver con usted.

¿Serán capaces los algoritmos de distinguir entre una página abierta para despistar, una abierta por accidente o una abierta porque realmente nos interesa?

Desde OficinaDirecta.com te recomendamos que siempre publiques en internet lo necesario y todo aquello que no te importe compartir. Recuerda que lo que entra en Internet, se queda en internet.