El comercio electrónico alcanza cifras récord y evoluciona con nuevas tendencias

La evolución del comercio electrónico, de momento, supone una constante escalada en sus cifras, desde sus inicios hasta la actualidad. Le invitamos a descubrir algunas de las tendencias que se apuntan para el futuro inmediato.

Si ya el pasado año hablábamos en este mismo blog de ‘récord’, la última estadística de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) revela la superación de esas cifras. Según la CNMC, la facturación del comercio electrónico en España en el primer trimestre de 2017 superó los 6.750 millones de euros, con un incremento de casi el 25%. El sector turístico es el que más se aprovecha del comercio electrónico (agencias de viajes y operadores), seguido del transporte aéreo y del textil. En cuanto a número de transacciones, se registraron en este periodo 115,3 millones, un 31% más que en el mismo periodo del año anterior.

Estos crecimientos por encima del 25%, tanto en facturación como en operaciones, dan buena cuenta de la buena salud y del constante avance del e-commerce. Sin embargo, esta forma de comercio a distancia, basada en la implantación de las nuevas tecnologías que lo hacen posible entre los consumidores, no se duerme en los laureles y apunta nuevas tendencias para consolidar lo conseguido y mantener su línea ascendente. Vamos a enumerar a continuación alguna de estas nuevas tendencias.

  • Realidad virtual y Realidad Aumentada (VR/AR): en este campo hay grandes avances que permiten a los clientes realizar visitas virtuales y personalizadas a tiendas e, incluso, en el caso de viviendas o decoración, ver cómo podría ser su futuro hogar.
  • Compra aquí y ahora: en paralelo a la evolución del comercio electrónico está el avance en sencillez y rapidez del proceso de compra, que incluye la visualización de ofertas personalizadas, compras por voz, dash buttons (gestión completa de un pedido con solo pulsar un botón), pagos inmediatos y seguros, y entregas en el menor tiempo posible. El Internet de las Cosas favorece esa inmediatez, al introducir nuevas opciones de compra desde los dispositivos más diversos (por ejemplo, un electrodoméstico o un vehículo), mientras que con los drones ya se exploran nuevas opciones de distribución inmediata.
  • Asistencia en las compras: además de recibir ofertas adaptadas a las preferencias personales, las tiendas virtuales ofrecen cada vez más asesoramiento en tiempo real, a través de bots o incluso personal.
  • Omnicanalidad: consiste en la opción de poder realizar compras en cualquier canal, y plataformas en las que poder adquirir cualquier objeto o servicio sin salir de ellas.
  • Inteligencia artificial: en la base de muchos de estos avances está la inteligencia artificial, principalmente a la hora de recopilar y procesar la información que permitirá personalizar las ofertas y recoger las experiencias de los clientes.