Guía para comprar juguetes seguros: aprender a detectarlos

Los Reyes Magos dejarán en casa de muchos niños españoles una gran cantidad de juguetes que, para poder ser adquiridos, deben cumplir una serie de medidas de seguridad de acuerdo con las normativas española y europea.

Pero, ¿sabe cuáles son puntos que hay que tener en cuenta para adquirir un juguete seguro? A continuación recopilamos los aspectos que deben cumplir y cómo detectar si no lo son, ¡tome nota!

Consejos para comprar juguetes seguros

Para comprobar que un producto cumple con los requisitos de seguridad establecidos tanto a nivel nacional como europeo, le facilitamos a continuación una serie claves que le ayudarán a detectar si el juguete es o no seguro para los niños, de acuerdo con las recomendaciones de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ):

  • Etiqueta de seguridad: para que un juguete se pueda vender en las tiendas europeas, debe aparecer las siglas “CE”, que prueban que el fabricante es responsable de la seguridad del producto, así como la dirección del mismo, el importador y las advertencias para el uso seguro de los juguetes.
  • Edad adecuada para cada niño: hay que verificar que el producto es adecuado a la edad del niño que lo va a utilizar, teniendo especial cuidado con aquellos productos destinados a menores de tres años, que deben contar con medidas de seguridad adicionales como la ausencia de partes o bolas pequeñas y cuerdas largas, entre otras.
  • Cuidado con las falsificaciones: con los juguetes es mejor no correr riesgos y, por eso, hay que tener en cuenta con los productos falsificados que no cumplirán con las normas de seguridad, pudiendo convertirse en un peligro real para los niños.

Normativa española y europea

La seguridad de los juguetes debe ser una prioridad y, por eso, los productos deben cumplir con las normas de nuestro país y de la Unión Europea.

En el caso de España, contamos con el Real Decreto 1205/2011, de 26 de agosto, sobre la seguridad de los juguetes, que establece las normas de seguridad de los productos que van a ser utilizados por niños de menos de 14 años. En este documento, además, se establecen los requisitos de seguridad relacionados con las propiedades físicas y mecánicas del juguete, la inflamabilidad, radioactividad o higiene, entre otros aspectos.

Pero no se trata de la única norma española relacionada con la seguridad de este tipo de productos, puesto que, entre otros, también abarcan este tema los siguientes documentos legales:

  • Real Decreto 1285/2010, de 15 de octubre, por el que se cambia el Real Decreto 880/1990, de 29 de junio. En éste documento se aprueban las normas de seguridad de los juguetes, de acuerdo con las sustancias o mezclas que se emplean para llevar a cabo su fabricación.
  • Real Decreto 2330/1985, de 6 de noviembre, por el que se aprueban las medidas de seguridad de los juguetes, artículos de uso infantil y de broma.

Con respecto a las leyes sobre juguetes existentes a nivel europeo, es importante destacar que para poder circular libremente por la Unión Europea, los productos deben cumplir las exigencias relacionadas con los daños físicos, riesgo de salud por la manipulación de los mismos, además de otros riesgos concretos como daños químicos, eléctricos, radioactividad o higiene.

Las directivas más representativas son: la Directiva 88/378/CEE del Consejo de 3 de mayo de 1988, que puso en común las leyes de todos los países de la Unión Europea en materia de juguetes, y la Directiva 2009/48/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 18 de junio de 2009, que exigía mayor seguridad en este tipo de productos, especialmente a nivel sonoro y al uso de sustancias químicas.