La conectividad total, principal tendencia apuntada en el CES 2018

Recientemente se ha desarrollado en Las Vegas uno de los eventos más destacados para el sector de la electrónica de consumo, la feria CES 2018. La conectividad de todos los dispositivos y la interacción con los usuarios, principales tendencias.

Más que novedades destacadas, que las ha habido, cabe destacar que este sector tecnológico camina hacia un mundo totalmente interconectado, en el que la inteligencia artificial tiene un papel protagonista y en el que los diferentes dispositivos conviven e interactúan con los humanos.

En este campo, cabe destacar las novedades en materia de asistentes virtuales. Ha sido Google con su Assistant el que ha dado un importante paso para tratar de imponerse a competidores como Siri (Apple) o Alexa (Amazon). La carrera de estas empresas tiene como objetivo que dispositivos electrónicos, desde los móviles hasta los electrodomésticos, estén conectados a través de Internet con la ‘inteligencia’ central que anima a estos asistentes, para que se le pueda preguntar de todo y obtengamos la respuesta a través de altavoces insertados en los propios dispositivos.

Dirigir el funcionamiento de los dispositivos electrónicos con comandos de voz ha sido otra de las claras tendencias mostradas en el CES 2018. En el propio hogar, o a distancia, a través del móvil, se pueden transmitir órdenes para controlar la temperatura, la luz, alarmas o cualquier otro aspecto de la vivienda que la domótica pueda controlar.

Entrarían dentro de esta consideración de asistentes o ayudantes domésticos los robots, que amplían su radio de acción desde las viviendas particulares a los establecimientos públicos como hoteles o restaurantes, y refuerzan su presencia en la industria.

Otro gran campo de avances de la tecnología es el del automóvil, y en Las Vegas hemos podido ver cómo la filosofía del ‘todo conectado’ se traslada al coche para ofrecer a sus ocupantes una amplia gama de posibilidades de ayudas a la conducción, comunicaciones y entretenimiento. Gran parte de esos avances van en la dirección del coche autónomo, por supuesto, con propulsión a cargo de energías renovables.

Por lo que respecta a productos específicos, han llamado la atención los televisores con pantalla enrollable de LG, o el muro gigante (146 pulgadas) de Samsung con tecnología modular microLED. La realidad virtual y realidad aumentada también han tenido su espacio, aunque sin grandes avances.

Los wearables también han tenido novedades, con la incorporación a un segmento en el que reina el Apple Watch de otros dispositivos como pulseras deportivas, que combinan la utilidad deportiva con la ‘gamificación’, u otros diseñados para ayudar a sectores como la tercera edad.