Consejos para preparar la documentación antes de un viaje en coche al extranjero

Siempre es recomendable tener todos los ‘papeles’ del coche en orden, pero si está pensando en realizar un viaje fuera de nuestras fronteras, le aconsejamos comprobar que cuenta con la documentación actualizada y en regla.

En principio, todos los documentos son los mismos con los que se nos autoriza a circular por el territorio nacional, aunque hay algunas peculiaridades que les comentamos a continuación.

En primer lugar, hay que tener en cuenta el destino o la ruta por la que se va a circular, sobre todo si van a ser países que no son miembros de la Unión Europea. En todos los casos, hay que llevar los documentos originales.

El conductor debe llevar en su cartera el DNI (dentro de la UE) o pasaporte en vigor, y el permiso de conducir también vigente. Si caduca en los días previstos para el viaje, mejor anticipar su renovación. Se puede hacer hasta tres meses antes de su fecha de caducidad.

Para viajes fuera de la Unión Europea o aquellos que no hayan adoptado el modelo de permiso previsto en los Convenios de Ginebra o de Viena, se exige el Permiso Internacional de Conducción, necesario para poder conducir temporalmente –un año- por el territorio de dichos países. Este permiso se expide en las oficinas de la Dirección General de Tráfico.

El coche también debe llevar sus ‘papeles. Estos serán el Permiso de Circulación, la Ficha de Características Técnicas con la acreditación de la superación de las pruebas de la ITV, y el recibo del seguro al corriente de pago. Entre la documentación del seguro, la empresa aseguradora facilita una Carta Verde, que acredita que el vehículo cuenta con un seguro de responsabilidad civil. Este documento hay que llevarlo, sobre todo en países fuera de la Unión Europea. Junto a la documentación del seguro, podemos incluir los formularios para los partes amistosos de accidente.

El coche también debe ir identificado con un indicativo de país. En las matrículas nuevas de la Unión Europea ya está incluida la letra respectiva en la placa. Pero para viajes a otros destinos, hay que incluir una pegatina ovalada, con fondo blanco y en negro la letra o letras que identifiquen al país.

Además de la revisión de la documentación y de la comprobación de las coberturas del seguro para casos de averías, siniestros o repatriación, en los preparativos del viaje conviene tener en cuenta otras recomendaciones, como la del estudio de las normativas vigentes de circulación en cada país, por ejemplo, para límites de velocidad o tolerancia al consumo de alcohol. Mejor conocer estos límites para evitar, además de las sanciones, situaciones complicadas con los agentes de tráfico.