Consejos para unas vacaciones ‘low cost’

Si hace un par de semanas os transmitíamos desde este blog algunas claves para tratar de ahorrar en vacaciones, queremos completar las recomendaciones enfocadas al ahorro y al gasto controlado, especialmente si la situación económica no permite mayores dispendios ni grandes viajes.

Ya comentábamos la conveniencia de preparar muy bien las vacaciones comparando ofertas y costes. En este sentido, cabe recordar que siempre será más barato escoger fechas fuera de la ‘temporada alta’, así como destinos que no estén tan de moda, pero que puedan resultar también atractivos. Consultar las ofertas de ‘último minuto’ puede ser una alternativa para buscar un viaje o estancia con menos gasto.

Para los desplazamientos, quizá el transporte público (especialmente el autobús y el tren) pueda ser una buena alternativa de ahorro, al igual que realizar el viaje en transportes colaborativos.

Para estancias, igualmente se puede buscar hospedajes alternativos a los habituales, como intercambio de viviendas, apartamentos, hostales, pensiones y hasta acampada, si nos gusta un mayor contacto con la naturaleza.

La alimentación siempre saldrá más barata si hacemos la compra nosotros mismos en comercios habituales, aunque también hay establecimientos que ofrecen menús económicos.

Y si no hay posibilidad de viajar, las vacaciones pueden ser un buen momento para conocer el entorno más próximo y dedicar el tiempo que suele faltar durante el curso para visitar museos o lugares de interés de nuestra propia localidad. Se puede buscar los días en que estos sitios ofrecen entradas gratuitas o de menor coste.

Para terminar, una sugerencia de viaje que, además de muchos otros valores, puede reunir algunas de las características de ‘low cost’ que estamos tratando: el Camino de Santiago.