economía españa

Según el Foro Económico Mundial, España tiene el sector turístico más competitivo del mundo

Hay varios organismos internacionales dedicados a valorar la competitividad de las economías, ya sean por países, regiones o sectores económicos.  Los análisis de alta calidad son una verdadera radiografía de la economía de un país o región. Sin género de dudas a mayor competitividad mayor riqueza y desarrollo económico y social y viceversa, hay una correlación total.

El Foro Económico Mundial (responsable entre otras cosas del Foro Económico de DAVOS) realiza un ranking de competitividad turística bienal por países, y en su último informe publicado en 2015 para el año 2014, España lideró por primera vez en el ranking mundial de competitividad turística.

España en el ámbito del turismo ha ostentando un lugar preeminente desde la década de los 60. En 2015 la aportación de este sector al PIB se eleva ya al 11% y la llegada de turistas extranjeros se elevó a 68,1 millones convirtiéndose en  la tercera potencia mundial, por detrás de Francia y EE.UU. y desde 2013 por delante de China. A diferencia de otros sectores económicos de nuestra economía, en turismo nos movemos como pez en el agua.

En este informe de competitividad turística en el que España es líder mundial, se analizan 141 países y, dentro de cada uno, 4 grandes bloques y 14 áreas vinculadas al mundo del turismo extrayendo una nota media para cada economía del país analizado. Tras España, los países que obtienen las mejores posiciones son, por este orden, Francia, Alemania, Estados Unidos, Reino Unido, Suiza, Australia, Japón y Canadá.

Los cuatro grandes bloques analizados son los siguientes:

  1. Infraestructuras
  2. Recursos culturales y naturales
  3. Entorno favorable
  4. Políticas de viajes y turismo.

En el bloque de Infraestructuras, puntuando de 1 a 7, alcanzamos 5,68 puntos, la segunda mejor calificación global.

En el bloque de Recursos naturales y culturales, España obtiene un 5,64 puntos, la cuarta mejor nota del mundo, con más nota en temas culturales: en este punto concreto, el cultural, somos líderes mundiales. Aquí se valora mucho que tengamos lugares declarados patrimonio de la humanidad, también instalaciones deportivas, turismo de negocios y adaptación al entorno digital con excelente respuesta a la información online sobre turismo.

El aspecto de Entorno Favorable hace referencia a aspectos como la facilidad para hacer negocios o el mercado laboral. Aquí, como cuando se analiza la competitividad a nivel general de nuestra economía, España se hunde: pasamos a tener una puntuación de 5,31 puntos sobre 7, lo que nos coloca en no muy buenos niveles, número 35 del mundo.

Finalmente, en el apartado de Políticas de viaje y turismo, España saca un 4,66, la nota más baja de su clasificación por bloques, que nos coloca en la octava posición internacional, debido a nuestra menor competitividad en precios (puesto 105 de 141). Algo lógico, como en el tema de salarios, competimos con muchos países que ofrecen unos precios imbatibles. En este aspecto, lugares como Egipto, Indonesia, Malasia o Túnez son los más aventajados.

A nivel global entre las 10 posiciones mundiales de competitividad turística, 6 están ocupadas por países europeos. Todos los países europeos destacan por sus infraestructuras, condiciones de salud e higiene en sus establecimientos y el grado de apertura internacional.

En las pasadas ediciones de 2011 y 2013 Suiza lideraba la clasificación mundial, seguida de Alemania. España se quedó en la anterior edición en cuarta posición y en la de 2010 en la octava. El informe señala que España comenzó ya a mejorar puestos desde el año 2011 por la renovación de sus infraestructuras y se considera como muy importante que los gobiernos españoles hayan fijado al turismo como industria clave.

Pero el factor que más influyó para ser líderes mundiales en la última edición fue el desarrollo digital realizado por las empresas turísticas españolas, que no es otra cosa que la habilidad de nuestras empresas para apoyar digitalmente las búsquedas de entretenimiento. España fue el país que más avanzó en el turismo digital.

Es decir: líderes en turismo digital, patrimonio cultural (primer puesto),  y excelentes infraestructuras fueron las claves del actual liderazgo mundial español en turismo.

La clave, como siempre, es la adaptación al entorno, la capacidad para adaptarnos a las nuevas tendencias de turismo. El informe señala que muchos países deben hacer mas para enfrentarse a los retos del sector de viajes y turismo como mejor promoción del patrimonio cultural, protección del medio ambiente, desarrollo de las Tics (Tecnologías Información y Comunicación), políticas de visado… Estas mejoras a nivel general impulsarían el sector del turismo y como consecuencia el crecimiento económico mundial y creación de puestos de trabajo.

Por último, el informe recuerda que el potencial económico de las actividades turísticas aportan el 9% del PIB mundial (en España dos puntos más), creciendo a un promedio del 3,4% anual frente al 2,3% de la economía mundial. También señala la capacidad de recuperación del sector a las crisis económicas: en los próximos años el crecimiento del sector turístico podrá acelerarse al 5,2% por año,  por lo que se convertirá en uno de los sectores que mas van a tirar de la economía mundial.

Carlos Sánchez-Tembleque Ponte

Oficinadirecta.com