Llega el horario de invierno, ¿cuáles son sus ventajas?

En la madrugada del sábado 29 al domingo 30 de octubre los relojes deberán retrasarse una hora (a las 3:00 volverán a ser las 2:00, una hora menos en las islas Canarias) para adaptarnos al horario de invierno, de acuerdo a la normativa europea que rige que el horario de verano dura desde el último fin de semana de marzo hasta el último de octubre.

De este modo, ganaremos una hora más de fin de semana pero, como lado negativo, anochecerá antes. Pero no son los únicos cambios que van ligados a este ajuste horario, ¿sabe cuáles son sus principales ventajas?

Ahorro en iluminación

La costumbre de retrasar una hora el reloj en invierno y adelantarlo otra en verano se empezó a utilizar a mediados de la década de los 70, con motivo de la primera crisis del petróleo, ya que de ese modo se podían aprovechar al máximo las horas de luz solar y, por extensión, se consumía menos electricidad.

Según estima el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, en nuestro país se prevé que el ahorro en iluminación derivado del cambio de hora puede llegar a ser de un 5% del consumo eléctrico, lo que supone unos 300 millones de euros. En concreto, las empresas serán las que principalmente se vean beneficiadas de este ajuste en el reloj.

Asimismo, las familias españolas también pueden ver cómo mejora su economía, ya que al contar con una hora más de luz natural, el uso de electrodomésticos y aparatos energéticos se reduce ligeramente, lo que derivará en un ahorro en la factura eléctrica de cada mes.

Recordemos que esta medida no solo se toma en España, si no que son unos 70 los países que se adaptan a esta normativa: desde todos los países de Europa, América del Sur, África y algunas zonas concretas de Estados Unidos y Canadá.

Cambiar o no cambiar la hora, a debate

Sin embargo, a pesar del ahorro energético que se deriva de forma directa de este cambio de hora, no todos están de acuerdo con llevarlo a cabo.

Tanto es así que, este año, Baleares dice que se negará a llevar a cabo este cambio, ya que desde el gobierno autonómico afirman que incrementar el número de horas de luz durante la jornada laboral no sirve de nada si esta medida no se acompaña de otras para flexibilizar horarios.

Y es que, si se retomara la hora que por ubicación geográfica se debería tener en España, se evitarían las horas poco fructíferas en el trabajo, al tiempo de que se dispondría de más tiempo para llevar a cabo actividades de ocio, según aseguró el presidente de la Comisión Nacional de los Horarios Españoles (ARHOE), José Luis Casero.