La economía española en 2017

La economía Española en 2017

España lleva muchos años en una situación de crisis de la que parecía que nunca íbamos a salir, pero parece que poco a poco esta situación se va revertiendo.

El Gobierno ha confirmado que la economía en España aumentó en 2016 un 3,2% y estima un posible crecimiento para el 2017 de un 2,5%. No solo es el Gobierno quien tiene una previsión positiva sobre el aumento de la economía, también el Banco de España, la Unión Europea y el FMI.

Hemos recopilado los primeros datos reales que nos indican que estas previsiones pueden ir por el buen camino si se mantiene la tendencia apuntada en este inicio de año, si bien es cierto también puede haber escollos

Afiliados a la seguridad social

El número de afiliados a la Seguridad Social, ha aumentado en lo que llevamos de año a casi 17,5 millones, es decir, en el mes de febrero se han dado de alta mas de 74.000 personas. Sobre todo estas altas corresponden al sector de la construcción, seguido de la educación y la hostelería.

Sector servicios y turismo

El principal sector que está brindando esta oportunidad de crecimiento es el sector servicios y turismo. Este sector,  está generando numerosos empleos superando con creces el promedio de contratación de personal de los tres últimos años.

Reducción del paro

Al haber aumentado el número de contrataciones, el paro ha experimentado un descenso del 0,8% en el mes de febrero, un dato algo inferior al del mes de enero (1%) pero en línea con la media del último año.

Deuda pública

Como asunto pendiente de mejora, queda la alta cifra de la deuda pública. La UE estima que la deuda pública de 2017 será del 99,0%, sin esperanzas de que baje del 95% hasta el año siguiente.

Déficit

Este es uno de los datos más controvertidos. La UE estima que el déficit español en 2017 será del 3,5% del PIB. Si esta previsión es certera, obligaría a realizar nuevos ajustes.

PIB

El PIB creció un 3,3% en 2016 lo que significa que si durante este año crece al menos un 1,6% recuperaríamos el nivel de PIB registrado en el año 2008. Pero, al igual que en la deuda pública, hay varios factores de riesgo que pueden impedir el crecimiento del PIB. Algunos de estos factores pueden ser:

La subida del tipo de interés, el no cumplir el déficit estimado, el Brexit,  la subida del precio del petróleo o el cese de inversión China en España.