La FED avanza hacia la normalización monetaria, con el BCE a la expectativa

Es un movimiento que el BCE tiene en proyecto para el corto plazo, pero que de momento no ha puesto en marcha. La Reserva Federal de Estados Unidos, en este sentido, va unos pasos por delante en la tarea de desmontar los programas de estímulos que, durante la reciente crisis, han ayudado a sostener la economía.

La FED, tras su reciente reunión, avanza hacia la normalización monetaria con la reducción de un balance que cuenta con una cartera de deuda de 4,5 billones de dólares. Este movimiento de desinversión lo realizará de forma progresiva y siempre atenta a la coyuntura económica. La marcha positiva de los indicadores económicos de este país – revisión al alza de la previsión de crecimiento y previsiones favorables también en el empleo –  influye en esta decisión, aunque los recientes desastres naturales provocados por los huracanes podrían tener incidencia a corto plazo en la economía estadounidense.

Con respecto a los tipos de interés, de momento no suben –quedan en un rango entre el 1 y 1,25%-, pero se adelanta que sí podría producirse un nuevo incremento antes de final de año. Para los dos años siguientes prevén otras subidas hasta situar el tipo en torno al 3%, rango adecuado a las expectativas económicas.

Estas decisiones de la Reserva Federal estadounidense avanzan en cierta medida lo que puede ocurrir en Europa en un futuro próximo. El BCE, como ya explicamos recientemente en el Blog, tiene en su agenda próxima el inicio de la retirada del programa de estímulos, el QE (Quantitative Easing), aunque de momento está a la expectativa para ver cómo evolucionan el euro y la inflación, entre otros parámetros. A la par podría venir una subida de tipos de interés, aunque está por ver si al mismo ritmo que al otro lado del Atlántico.

En este sentido, un informe del Instituto de Estudios Económicos de Colonia advierte de los peligros que, para las empresas, podría suponer un aumento excesivamente rápido de los tipos de interés. Este estudio también aborda el asunto de la normalización de la política monetaria, con la recomendación de que se tome como ejemplo la estrategia de la FED.