La inversión china en España se cuadriplica en 2016

La inversión china es España en 2016, ha crecido hasta los 1.708 millones de euros, lo que supone multiplicar casi por 4 la inversión respecto al año anterior.

El año pasado, sus inversiones, se centraron fundamentalmente en infraestructuras y entretenimiento.

Este incremento ha hecho que  España haya escalado hasta la séptima posición europea de países receptores de capital chino, los líderes son Alemania y el Reino Unido, precisamente Londres, donde el fondo de inversión chino supera los €30.000 millones de euros.

Una de las operaciones más importantes en el último año ha sido la compra de Urbaser, filial de ACS, líder en la prestación de servicios medio ambientales, que fue adquirida por un consorcio liderado por China Tianying (CNTY)..El coste de esta transacción fue de 1.174 millones de euros.

Una segunda compra importante fue el equipo de fútbol RCD Espanyol (Real Club Deportivo de futbol) por parte de RastarGroup por un precio de 200 millones.

En España, uno de los sectores que más atrae a las inversiones chinas es aquello relacionado con el ocio. hoteles, cine, centros comerciales y sobre todo el futbol. En china, domésticamente hablando, se están abriendo escuelas de futbol para que la población disfrute de este deporte. A nivel internacional, como en España, estas inversiones pueden ser motivadas, no solo por los grandes ingresos del negocio, sino también porque el futbol pronto contribuirá al PIB del país.

Este año, está prevista la adquisición de la empresa Aritex, uno de los sectores tecnológicos de Comsa. Esta operación supondrá un desembolso de 167 millones de euros.

Sin embargo, el año pasado, fue Norteamérica quien consiguió una mayor inversión financiera por parte de los chinos, superando a Europa, cosa que no pasaba desde 2013. Pero las cosas pueden llegar a cambiar nuevamente este año debido a una debilitación comercial entre EEUU y China por el nuevo equipo de gobierno lo que puede llegar a beneficiar a Europa.

Estas inversiones están siendo realizadas para obtener beneficios importantes dentro de una media de 7-8 años pero Al consumidor chino, le gusta España. Nuestra cultura, nuestra historia, nuestra gastronomía y, sobre todo, nuestra forma de vida. Esta calidad de vida, superior a la de los demás países vecinos, está atrayendo cada vez más a turistas orientales lo que atrae asimismo a sus propios empresarios.