Claves para leer su nómina de forma correcta

En la mayoría de las ocasiones, los trabajadores tan solo nos interesamos por comprobar que el ingreso de la nómina en el banco es correcto, pero nos olvidamos de lo importante que es el propio documento en sí. Por eso, hoy le contamos cuál es la información relevante que contiene y cuáles son las claves para leer la nómina de la forma correcta.

A simple vista, las nóminas son muy similares entre sí, esto se debe a que tienen que seguir un modelo oficial y que la mayor parte de las empresas o gestorías encargadas de realizarlas emplean los mismos programas para crearlas. A continuación, desglosamos en detalle cada uno de los apartados que aparecen en estos documentos:

Encabezado

En este apartado se debe incluir de forma obligatoria los datos que identifican tanto a la empresa como al empleado, entre los que destacan el CIF, el código de la cuenta de cotización de la Seguridad Social de la empresa, los datos personales del trabajador, la categoría de su puesto de trabajo, su número de la Seguridad Social, grupo de cotización y la antigüedad.

Esos son los datos que, como mínimo, deben aparecer en la nómina pero que se pueden ampliar con otros como, por ejemplo, el convenio por el que se rige el trabajador, las cuentas corrientes de la empresa y el empleado…

Encabezado nomina

Periodo de liquidación

Después de los datos personales de la empresa y el trabajador, viene indicado el periodo al que corresponde la nómina, indicándose de varias formas diferentes, según establezca la propia empresa o el convenio colectivo por el cual se rige:

  • Que todos los meses tengan 30 días, independientemente del número de días reales que tenga.
  • Contabilizar el número de días naturales que se trabajaron en el periodo que abarca la nómina.
  • El número de días laborales que se trabajaron realmente en el mes en cuestión.

Devengos

Este apartado de la nómina hace referencia a los ingresos, es decir, al dinero que recibe el empleado, dividido entre dos tipos de devengos: salariales y no salariales. El primero de ellos recoge las retribuciones directas del trabajo, mientras que el segundo se refiere a los bienes o servicios que se reciben de la empresa, como por ejemplo los tickets restaurante, que no tributan como salario ni deben superar el 30% del total del mismo.

Devengos nómina

Entre los devengos salariales encontramos las siguientes partidas:

  • Salario base: hace referencia al salario mínimo que marca el convenio.
  • Complementos salariales: se trata de una retribución fija que se otorga en función de las características de cada empleado, de acuerdo a sus responsabilidades, conocimientos o trabajo realizado.
  • Horas extras: son las horas que un empleado trabaja por encima de su jornada laboral, y pueden ser voluntarias o forzosas.
  • Gratificaciones extraordinarias: en nuestro país existen dos pagas extras obligatorias: la de Navidad y otra que dependerá del convenio. Pueden incluirse como dos pagas extras al año o prorratearse todos los meses.
  • Salario en especie: a veces es difícil de contabilizar, pero, en general, este apartado hace referencia a la remuneración que se recibe en bienes o servicios como, por ejemplo, el kilometraje.

En el apartado de devengos no salariales se aglutinan, entre otras, los gastos derivados de las dietas o transporte. Es importante destacar que estos ingresos no tienen deducciones del IRPF ni cotizan a la Seguridad Social.

Deducciones por IRPF y Seguridad Social

IRPF nóminaCada empleado tendrá una cantidad diferente enel apartado de deducciones del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Esa cifra hace referencia al dinero que se destina a la Agencia Tributaria y, si es muy bajo, en el momento de realizar la declaración de la Renta deberemos devolver parte del dinero que cobramos el año anterior, mientras que si es muy alto nos devolverán el importe adelantado.

En el caso de las deducciones de la Seguridad Social, el cálculo se realiza teniendo en cuenta los siguientes apartados: contingencias comunes, desempleo,  formación profesional y horas extraordinarias.

Líquido a percibir: diferencias entre salario bruto y neto

El salario bruto es la suma total de las percepciones, tanto salariales como no salariales, y aparece en la nómina como el total de los devengos. Sin embargo, la cifra que realmente vamos a percibir cada mes se obtiene descontando las deducciones anteriormente mencionadas, lo que se conoce como salario neto.

Liquido nómina