Los carburantes, protagonistas en la subida del IPC del mes de agosto

Esta mañana se ha hecho público el dato del Índice de Precios al Consumo (IPC) correspondiente al cierre del mes de agosto, que ha supuesto un alza de una décima en la tasa de variación anual. El IPC queda, por tanto, en el 1,6%.

Según informa el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) disminuye dos décimas, hasta el 1,2%, con lo que se sitúa cuatro décimas por debajo del IPC general.

El incremento en los precios anunciado por el INE se debe, fundamentalmente, al sector del transporte, cuya tasa interanual ha crecido un punto hasta el 3,3% como consecuencia del mayor coste de los carburantes. Los automóviles y la vivienda también han contribuido al alza registrada el pasado mes.

En el lado opuesto, bajan los grupos de otros bienes y servicios, comunicaciones y alimentos y bebidas no alcohólicas. Destaca en este sentido la bajada del precio de las frutas.

Por comunidades autónomas, la tasa anual del IPC ha crecido en diez comunidades con respecto a julio, con los mayores aumentos registrados en Cantabria (cinco décimas) y Principado de Asturias (dos décimas). Navarra y La Rioja son, por el contrario, las que más descienden su tasa, con dos décimas por debajo del mes pasado.

Refiriéndonos a la tasa de evolución mensual, en agosto se refleja la estacionalidad con una subida global del 0,2% a la que contribuyen, principalmente, actividades propias del verano  y las vacaciones como transportes, ocio y cultura, y hoteles, cafés y restaurantes.

Queda por ver cómo han evolucionado los precios en el resto de Europa, ya que la marcha de la inflación es una de las preocupaciones del BCE a la hora de decidir el futuro de la política monetaria.