Los Juegos Olímpicos, un evento que permitirá desarrollar múltiples tecnologías

Los aficionados al deporte están de enhorabuena. Y no solo ellos, sino todos aquellos a los que les gusta disfrutar de imágenes espectaculares correspondientes a grandes eventos.

Empresas tecnológicas se están sumando al patrocinio de los Juegos Olímpicos para ofrecer, aparte de su colaboración económica, los últimos avances en cuanto a tecnología para retransmisiones deportivas, que convertirán éstas en una experiencia única y acercarán la realidad del deporte de alta competición a los telespectadores. Los Juegos de Tokio 2020 servirán de banco de pruebas, precisamente en un área geográfica en la que el consumo de eventos a través de dispositivos móviles supera al de televisión.

Dos son las nuevas tecnologías que pueden contribuir al incremento de la calidad visual y del realismo: realidad virtual y vídeo esférico. La utilización de cámaras apropiadas permitirá al espectador seguir, con todo detalle y desde todos los ángulos, los movimientos de los atletas, así como hacer un seguimiento completo de resultados de la competición y otra información adicional. En este sentido, los drones pueden tener un papel muy protagonista.

También la colocación de sensores en los propios deportistas facilitará la obtención de datos que podrán enriquecer el contenido global.

Los vídeos volumétricos, que ya se están experimentando en algunos deportes, servirán también para recrear virtualmente la acción deportiva, tanto para la repetición como para análisis y valoración de jugadas de un partido, por ejemplo.

Todo este volumen de datos requerirá una red con gran capacidad, y aquí aparece la tecnología 5G, que mejora la rapidez y calidad de las comunicaciones con respecto a la actual 4G.

En resumen, un gran paso adelante gracias al impulso de un gran evento deportivo y social como los Juegos Olímpicos.