Los productos más comprados y nuevas tendencias para regalos de Navidad

En estas fiestas de Navidad, tan propicias para los regalos, hablar de preferencias no deja de ser un simple dato estadístico, ya que cada persona, especialmente los niños, puede ser una caja de sorpresas en cuanto a sus deseos. Pero sí se puede hablar de tendencias, en las que la publicidad tiene mucho que ver.

Un reciente estudio de la empresa Deloitte, sobre consumo navideño en 2017, dedica un apartado a los regalos de Navidad y señala, en este sentido, que con 252 euros de promedio, constituyen la principal partida de los gastos extraordinarios de estas fechas, seguido de comida (195€), viajes (106€) y ocio (80€).

También concluye este informe que el dinero es el regalo más deseado por los españoles –aunque esta opción no es la más utilizada, por su escaso componente ‘emocional’-, seguido de viajes y ropa y calzado. Entre los más comprados sí aparecen los artículos de ropa y calzado, libros y productos cosméticos, para los mayores, y juegos educativos y videojuegos, para los más jóvenes.

Es en esta parte en la que podemos hablar de modas o tendencias en cuanto a regalos. La rápida evolución tecnológica hace de este tipo de productos una moda casi permanente. Los clásicos juguetes, aunque todavía muy populares, ceden al avance de dispositivos tecnológicos como móviles y todos sus accesorios, ordenadores, cámaras, drones, videoconsolas o juegos para estas.

Para los mayores, una de las tendencias que avanza es el regalo de ‘experiencias’, es decir, regalos no tan materiales que buscan satisfacer algún deseo algo más extraordinario (viajes, tratamientos de salud o belleza, gastronomía, espectáculos, deportes extremos o poco convencionales, prueba de grandes coches deportivos incluso en circuito, …). En este campo, la imaginación no tiene límites y es fácil encontrar alguna propuesta ‘tentadora’ que deje un recuerdo imborrable.

Los productos de salud y deporte también se pueden considerar como tendencia, o mejor, preferencia ya instalada en la cultura y sociedad actual. Entre los juguetes, los educativos y los que plantean retos y desafíos para la imaginación de los más pequeños también se presentan como propuestas atractivas.

Y no hay que olvidar, como tendencia, la vuelta a regalos con un componente de nostalgia, como pueden ser los vinilos y tocadiscos, videoconsolas clásicas u objetos decorativos ‘vintage’.

Si todavía no ha escrito la carta a los Reyes Magos, quizá pueda encontrar aquí alguna sugerencia.