El orden y la limpieza, claves para mejorar y prolongar la utilización del ordenador

Los ordenadores se han convertido en unos instrumentos de uso habitual, tanto para el trabajo como para el ocio. Al igual que el coche o la casa, un buen trato y labores periódicas de mantenimiento son vitales para un buen rendimiento y una duración más prolongada. Nos centraremos en este post en algunas recomendaciones encaminadas a este objetivo, con propuestas de aplicaciones para optimizar el funcionamiento y la capacidad de almacenar archivos.

Antes de hablar de estos programas, conviene recordar otros aspectos generales que pueden ayudar, como trasladar hábitos de orden a la utilización y disfrute de este equipo. Mantener el orden de los archivos, evitar duplicados innecesarios (las copias de seguridad sí deben ser una prioridad) y no hacer descargas de archivos de origen desconocido o sospechoso, deben ser principios básicos, al igual que hacer limpiezas periódicas de todo aquello que no se utilice, empezando por la papelera de reciclaje y siguiendo con el propio escritorio.

El espacio de almacenamiento en los ordenadores va creciendo según llegan al mercado los últimos modelos. Pero paralelamente a ese crecimiento de la capacidad y de la potencia de los programas se desarrolla la calidad de los archivos – especialmente los gráficos como vídeos, fotografías o animaciones – que aumentan en proporción a su tamaño. Se puede recurrir a almacenar en la nube, o a discos externos, pero quizá podamos empezar por ganar espacio en nuestro propio ordenador.

Para lograrlo, existen una serie de programas que ‘limpiarán’ todos aquellos archivos inútiles, especialmente los temporales que se crean con el uso, así como la ‘caché’ (memoria auxiliar que permite cargar de forma rápida recursos usados de forma habitual). Dos de los más conocidos son CCleaner y Clean Master, que tras analizar todo el disco del ordenador seleccionan los archivos ‘prescindibles’ e invitan a suprimirlos para recuperar espacio. Wise Disk Cleaner es otro programa similar, que además cuenta con la opción de programar limpiezas periódicas.

Junto a los programas limpiadores existen otros cuya función es desinstalar y borrar cualquier rastro de programas que ya no son útiles en el ordenador. Eliminan tanto los archivos ejecutables como los auxiliares. YAC (Yet Another Cleaner) es uno de estos programas, que cuenta también con la funcionalidad de limpieza. Otros programas con estas características son UninstallView, GeekUninstaller o Should I Remove It.

Además de la ganancia de espacio, conviene no olvidar otra faceta de la limpieza, que es la de archivos maliciosos o virus. Si se instala un ‘antivirus’ desde la adquisición del ordenador, la protección se realizará de forma constante, siempre que se tenga actualizado dicho programa. Si se instala posteriormente, la primera tarea será ‘escanear’ todo el disco para la detección y eliminación de todo tipo de contenido dañino.

Con estas sencillas recomendaciones, el ordenador ganará en cuanto a rapidez de funcionamiento, capacidad y, a la larga, disfrute de utilización.