¿Qué productos o servicios tienen el IVA súperreducido?

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), tal y como lo define la Real Academia de la Lengua Española es aquel tributo indirecto sobre el consumo y la prestación de servicios empresariales o profesionales, repercutible en cada una de las fases del proceso económico.

Es decir, se trata de un impuesto indirecto percibido por el vendedor y el comprador en el momento que se realiza cualquier compra, con la diferencia de que el primero puede reembolsarse el IVA y los consumidores están obligados a pagarlo en cualquier circunstancia.

Este impuesto se aplica en todo el país, con excepción de Ceuta y Melilla, en las que se aplica el Impuesto sobre la Producción, los Servicios y la Importación (IPSI), y las Islas Canarias, donde existe un régimen específico denominado Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) que presenta unos porcentajes de aplicación de entre el 0 y el 35% en función del tipo de producto o servicio que se adquiere.

Tipos de IVA

En la actualidad, contamos con tres tipos de IVA diferentes y cada uno se aplica a unos productos diferentes con unas características específicas que destacamos a continuación:

  • IVA general (21%): es el que se aplica, por defecto, a la mayoría de las operaciones de compraventa, desde la ropa hasta los viajes, pasando por la luz, el mobiliario, los conciertos o los servicios veterinarios. Además, tras los cambios producidos hace cuatro años, se incluyeron en esta lista algunos servicios que hasta el momento no se englobaban en esta categoría, como los gimnasios o peluquerías.
  • IVA reducido (10%): se aplica al transporte, eventos deportivos, hostelería, gafas y lentillas, agua para la alimentación, asistencia sanitaria y dental (con excepciones) y a la mayor parte de los alimentos, entre otros.
  • IVA súperreducido (4%): en este apartado se engloban los productos considerados de primera necesidad: el pan, la leche, huevos, frutas, verduras, hortalizas… Pero no son los únicos, ya que dentro de este apartado también se encuentran los libros, periódicos y revistas que se publiquen en papel  y sus ingresos publicitarios no sean superiores al 25%. Los medicamentos, vehículos para minusválidos, prótesis e implantes para personas con discapacidad y las viviendas de protección oficial también se encuentran dentro de este tipo de IVA, sin olvidarse de los servicios de reparación de los vehículos para minusválidos o los servicios de teleasistencia y centros de día y noche.

 

infografía tipos de IVA en España