salario

¿Cómo calcular el salario neto a partir del bruto?

Llega fin de mes y, por primera vez, va a cobrar el primer sueldo en su nueva empresa pero, cuando ve la nómina se da cuenta de que no le han ingresado lo que pensaba. Esto se debe a que debemos diferenciar entre el salario bruto y el neto para evitar este tipo de sorpresas a final de mes.

¿Qué diferencia al salario bruto del neto?

El sueldo bruto es el dinero total que recibe un empleado por el trabajo desempeñado en su empresa, antes de que se efectúen las correspondientes retenciones. Una vez realizado ese cálculo, el dinero restante es el conocido como salario neto y será el que el trabajador perciba cada mes, de ahí que el bruto siempre sea mayor que el neto.

Por este motivo, en una negociación de trabajo es muy importante ser capaz de diferenciar ambos conceptos y tener claro el salario neto que queremos conseguir, después de descontar la partida destinada al Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y a la Seguridad Social.

¿Cómo se realiza el cálculo?

En la actualidad existen multitud de páginas webs y aplicaciones móviles que realizan de forma rápida el cálculo, como pueden ser la app salario neto, disponible para móviles Android, la calculadora IRPF para iOS o la calculadora online que ofrecen algunos medios de comunicación de nuestro país.

La retención del IRPF, es una cantidad que la Agencia Tributaria descuenta como previsión de los impuestos que el trabajador tendrá que pagar. Si en el momento de hacer la declaración de la renta la cantidad retenida es  superior a lo debido, Hacienda devolverá este dinero.

Si, por el contrario, se ha retenido menos, habrá que pagar a Hacienda. Esta retención dependerá de los ingresos que posea cada trabajador y de la situación familiar que tenga pero, a rasgos generales, cuanto más alto sea el salario mayor será el porcentaje destinado a pagar este impuesto. Existen unas tablas que pone a disposición la Agencia Tributaria que informan sobre las retenciones que deben aplicarse.

En cuanto a la parte proporcional destinada a la Seguridad Social, también tiene en cuenta la situación del trabajador pero, en esta ocasión, se centra en el tipo de contrato que posee. Es importante destacar que esta aportación no recae solamente en el empleado, si no que la empresa también debe pagar un porcentaje.

Y es que, finalmente, la nómina es una especie de recibo que cada empresa da como justificante del trabajo que el empleado ha realizado en un periodo de tiempo determinado y, por eso, deben estar presentes todos los datos relativos a las retenciones y a la cotización, así se sabe de forma exacta a qué se destina cada apartado del salario bruto hasta conseguir el neto.