Algunas de las tendencias que se pueden consolidar en las redes sociales en 2018

Las redes sociales ya son una realidad consolidada que forma parte de la vida de muchas personas, y además, una realidad con gran dinamismo. Les presentamos a continuación algunas tendencias que avanzarán en 2018.

Las empresas que gestionan las principales redes sociales no paran de introducir novedades, o incluso, cambios de más calado que afectan a su definición o modelo de negocio, con los que buscar mejorar la experiencia de los usuarios. Es el caso de Twitter, con la reciente ampliación al doble del número de caracteres que admite en las publicaciones, o de Facebook que, por su parte, intenta competir con YouTube y ampliar su radio de acción en lo relativo a contenidos audiovisuales. Su finalidad es captar al usuario y ofrecerle cualquier contenido que pueda requerir, ya sean noticias, vídeos, música, tiendas o interacción social.

En cuanto a contenidos, destacan los efímeros de Snapchat e Instagram Stories, junto al vídeo, que se presenta como la ‘estrella’ y el de más fácil viralización. La forma y el estilo de presentación de estos contenidos contarán como premisas básicas con el espectáculo y un hilo narrativo atractivo que sea capaz de ‘enganchar’ a la audiencia social.

Sobre el tema de la experiencia de uso, las redes tienen en cuenta los perfiles de sus usuarios, cada vez más digitales y que exigen aquellas características que son inherentes al mundo digital del que son nativos. La llamada ‘generación Z’ viene pisando fuerte tras los millennials, y demuestra día a día su gran actividad en el campo de las redes sociales. A sus requerimientos responden tendencias en las redes como inmediatez, emisiones en tiempo realstreaming-, mejora de la experiencia con incorporación de tecnologías y contenidos como el vídeo o la realidad aumentada u oferta de servicios de venta integrada.

Otra de las tendencias viene de la incorporación de la inteligencia artificial, una de cuyas aplicaciones más inmediatas es la del chatbot o atención directa al cliente por medio de máquinas diseñadas y configuradas para esta función, que trabajarán en el entorno de la red social como un usuario más.

Una de las principales preocupaciones es la proliferación de noticias falsas, las populares fake news, o contenidos que vulneran la propiedad o la imagen de empresas o instituciones. Son varias las iniciativas que buscan poner coto a las noticias falsas con filtros que las eliminen o, al menos, avisen de su falta de veracidad, así como una mayor protección contra las marcas.

El marketing de las marcas a través de las redes sociales continuará incorporando muchas de estas tendencias citadas y, además, reforzando el protagonismo de los ‘influencers’ o embajadores en sus estrategias de comunicación.

Queremos citar por último, como en otros ámbitos de la comunicación, la tendencia del avance de la difusión de contenidos por pago, frente al actual alcance orgánico de las publicaciones. La necesidad de asegurar un alto alcance puede hacer necesario recurrir a inversiones publicitarias en las redes sociales.