El turismo inglés no se resiente a pesar del Brexit

El 2016 va camino de convertirse en un año récord para el turismo de nuestro país, como ya quedó marcado con el incremento del tráfico aéreo en los principales aeropuertos de España. A esto se suman los datos que dio a conocer el pasado martes el Instituto Nacional de Estadística (INE), donde indican que la ocupación hotelera creció en julio en más de un 7% con respecto al mismo periodo del año pasado.

Uno de los datos que más llama la atención, tras analizar el informe del INE, es que el turismo inglés no se ha visto resentido a pesar del Brexit y de la caída de la libra. Tanto es así, que la llegada de los turistas procedentes de este país creció en un 15%, lo que se traduce en que casi 1.300.000 británicos llegaron a los hoteles de España durante todo el mes de julio, representando algo más del 20% del total de viajeros que se alojaron en este tipo de establecimientos.

Como era de esperar, la mayoría de las pernoctaciones en los hoteles españoles durante el mes de julio las realizaron personas de Reino Unido, acaparando algo más del 27% de la cifra total. Por detrás se encuentran los turistas alemanes, que incrementaron las estancias en hoteles en un 4,1%, Francia con un 8,8% más y Países Bajos e Italia, con un 3,8% y un 3,2% de crecimiento, respectivamente.

Con estos datos en la mano, se observa que el séptimo mes del año fue muy positivo para el sector hotelero, puesto que además de crecer las estancias de turistas en tasa interanual, también se elevó la facturación por habitación ocupada, superando los 93 euros, un 6,3% más que en julio de 2015.

Y es que, pese a la moda de formas de alojamiento alternativas a los hoteles, estos establecimientos están aprovechando los buenos datos turísticos que se están registrando en nuestro país. Tanto es así que, si analizamos lo que llevamos de año 2016, las pernoctaciones de turistas crecieron casi un 9% comparado con el mismo plazo de 2015.

La demanda nacional también crece

Y sin salirnos de nuestras fronteras, es importante reseñar que durante julio también creció el turismo nacional: las pernoctaciones de turistas españoles crecieron un 5,7% con respecto al mismo mes de 2015, siendo apenas un 2,5% inferiores a las de viajeros no residentes en nuestro país.

Las comunidades autónomas de Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Canarias fueron los destinos principales de los viajeros residentes en España a lo largo del mes pasado, con tasas anuales de variación en el número de pernoctaciones del 0,4%, 7,3%, 9,1% y 1%, respectivamente, según la información facilitada por el INE.